lunes, 23 de diciembre de 2013

Esperante le gana a Aristule Título Latino OMB


Villa La Ñata Sporting Club, Benavídez, Bs.As, Argentina- Como combate de semifondo de la presentación de Omar Narváez, el bonaerense Leandro Esperante derrotó al cordobés radicado en Pergamino Buenos Aires, Julián “Chispita” Aristule, por puntos en fallo unánime, tras diez asaltos, y así lo destronó de su título latino supergallo OMB. Las tarjetas de los jueces fueron: Edgardo Codutti 97-93, Javier Geido 97-93 y Arturo Villegas 96-94.

Luego de un comienzo de estudio, Aristule filtró su cross zurdo largo a la mejilla. Con un tenso Esperante avanzando en el segundo, el pergaminense por adopción lo frenó con su izquierda boleada a la sien. El bonaerense acertó su cross diestro al mentón en el tercero, pero se quedó y sufrió otra izquierda boleada sobre la mejilla. Mientas el bonaerense avanzaba sin concretar en el cuarto, y más allá de dos choques de cabezas accidentales, fue “Chispita” quien sacó leves pero mayores réditos, siempre con su izquierda boleada y cruzada a la zona alta.

Luego de acortar la distancia en el quinto, más allá de tener dos cortes en su cabeza, Aristule impactó su uppercut diestro al mentón. Recién en el sexto, Esperante reaccionó y tas abrir la guardia con su jab zurdo en punta, conectó su cross diestro al mentón. Lo llevó luego contra las cuerdas y descargó su gancho zurdo a la zona hepática. Con el campeón mermando su accionar, en el séptimo, el retador lo frenó con su jab y conectó de contragolpe su cross diestro pleno al mentón, que acusó recibo.

Mientras un desordenado “Chispita” avanzaba sin acertar en el octavo, y el bonaerense se dedicaba a caminar de costado sin lanzar envíos, la pelea se hacía larga. Con el mismo trámite en el noveno, Esperante impactó su uppercut zurdo al mentón, pero su falta de continuidad le permitió a un errático Aristule acertar esporádicas izquierdas boleadas y cruzadas al rostro. Ante la apatía del retador y la carencia de efectividad el campeón en el décimo, poco sucedía. Y más allá de algún arresto en forma de boleado a la sien de Aristule y una escasa réplica de Esperante en cross al mentón, al sonar la campana definitiva, llegó el cierre de un enfrentamiento que dejó poco, pero le permitió al bonaerense hacerse de su primer cinturón.